Logo Porcelanosa blog

12/11/2021

Paredes interiores de piedra natural con Porcelanosa

El nuevo diseño de interiores busca conectar las viviendas con la naturaleza mediante el uso de materiales naturales como la piedra, cuya colocación aporta más personalidad a los espacios y mejora el aislamiento acústico.

por

Porcelanosa Mallorca

La piedra natural se ha convertido en uno de los recursos más utilizados por arquitectos e interioristas en el diseño de viviendas. Reivindicado como un elemento decorativo durante la época de la arquitectura industrial, especialmente en el Nueva York de los años 40, el uso de la piedra natural en paredes y suelos ha vuelto a imponerse en el nuevo interiorismo.

Revestir las paredes con pizarra, dejar a la vista las piedras que dan forma a los muros o utilizar mármoles y calizas para unir distintas estancias con una misma estética son algunas de las ideas que le ofrecemos con las colecciones naturales y sinterizadas de PORCELANOSA.

Mejor aislamiento y resistencia en salones

Colocar piedra natural en las paredes del salón o en la chimenea mejorará el aislamiento acústico de la vivienda y potenciará la personalidad de la estancia. Al ser un material natural que aísla y conserva la temperatura estable en el interior de la casa, sus beneficios no son sólo estéticos, sino también ecológicos.

La pizarra Airslate de L’ac le puede dar ese toque natural y moderno a su salón debido a su belleza y resistencia natural. Dos cualidades que lo convierten en un material duradero con un mantenimiento mínimo.

Más luminosidad y equilibro en el baño

Otra de las piedras naturales más utilizadas en el diseño de interiores es el mármol. Su uso en paredes, suelos o incluso en encimeras de baño y cocina ennoblece los espacios e incrementa la luminosidad de cada zona gracias a sus suaves texturas y equilibrado brillo.

Mármoles como Arctic WhiteNairobi Grey o Neve di Carrara de L’ac harán que su baño sea más sofisticado y seguro, dado que estas piedras presentan una elevada resistencia y dureza a los cambios de temperatura o a la humedad. Con el blanco y el gris como tonalidades principales y unas suaves vetas que atenúan los juegos de texturas, estos mármoles convierten la sobriedad en un valor añadido.

Si su intención es unificar suelos y paredes con un mismo material puede optar por la piedra caliza. En esta tipología se enmarca la colección Amsterdam de L’ac, cuyo diseño liso o geométrico hará de su baño un lugar único. Otra posible combinación pasa por revestir la pared con esta colección e intercalarla con los mosaicos metalizados de la firma, como Gravity o Metal Bronze.

Siguiendo esa línea del mármol, la colección Altissima de Urbatek también ofrece múltiples combinaciones para decorar su baño con una estética clásico renovada. Revestir las paredes con la piedra natural Pangea y extender su diseño hasta el suelo le permitirá ganar espacio y profundidad y sus grandes piezas se pueden complementar con griferías doradas, bañeras exentas en negro o espejos geométricos metalizados.